En líneas generales un partido para olvidar el del Junior A contra San Agustín de Guadalix

Semana difícil, a la ya excelsa en el tiempo lesión de Dorado se nos añadía las sensibles bajas de última hora de Nacho y Luis, lo que nos hizo desplazarnos con siete jugadores y un cadete que apenas entrenó un día con nosotros. A los problemas mentados se añadió la falta de motivación y entrega de algunos jugadores, y tan grises como el cielo salimos a la pista para medirnos contra un conjunto perfectamente bien estructurado y disciplinado que no tenía intención de darnos tregua.

La propuesta ofensiva pasaba por extrapolar al cinco contra cinco (que por razones obvias llevamos tiempo sin entrenar) situaciones de tres contra tres entrenadas durante la semana, como juego de pasar y cortar metiendo balones dentro con Marcos y Javi y jugando los reemplazos e inversiones consecuentes, o bloqueos directos en un lateral con aclarados, triangulando en caso de no producir a la primera.

Lejos de poner en práctica lo hablado los chicos decidieron hacer la guerra por su cuenta, basándose en el uno contra uno y los triples, para desesperación de su entrenador.

Lo más llamativo es que durante la primera mitad defendimos bien, cosa poca habitual, y tuvimos posibilidad de correr, pero nuestras opciones se esfumaban perdiendo balones en pases mal ejecutados cuando dispusimos de situaciones de tres contra dos o dos contra uno, el segundo cuarto fue lamentable, no logrando anotar pese a todas las posibilidades que generamos a la carrera. 

La segunda parte tuvo la misma tónica, Marcos estuvo bien en el rebote, Ignacio realizo una gran defensa al hombre y Ruben intentó despertar al equipo con una serie de jugadas tanto ofensivas como defensivas cargadas de rabia y carácter, pero ni con esas, fallos debajo del aro, indisciplina ofensiva, mala selección de pases, y sobre todo gran falta de actitud por parte de algunos jugadores.

En líneas generales un partido para olvidar y en el que resulta estúpido protestar el número de faltas a uno y otro equipo (acabamos con dos expulsados y en el bonus todos los cuartos mientras que ellos llegaron a terminar un cuarto con una falta) ni echar de menos a los lesionados, ya que los que estábamos deberíamos haber hecho un esfuerzo mucho mayor para ser competitivos.

Por David Aragoneses
Marcar el Enlace permanente.

No se admiten más comentarios